bio-photo

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmail
Mexico

En Ritmoson Latino me propuse que el canal otorgara su premio anual a lo más destacado de la música latina en el mundo, pero no quería un jurado típico ni una típica entrega con alfombra roja, donde todos cantan y dicen unas palabras.

¿Cómo hacer entonces un Premio a la música que fuera distinto?

Después de algunos meses de trabajo analizando todos los reconocimientos que se entregaban descubrí que ninguno de los que conocía lo elegía directamente el público, fundamental consumidor de la música.

Pensé: haremos que todo el público sea el jurado. Creamos un sitio de Internet sólo para votaciones, con el apoyo invaluable de dos amigos: Juan Saldívar y Emilio Aliaga, de Esmas.com.

Faltaba la entrega: la fecha -que no coincidiera con otros premios-, el lugar, que los artistas pudieran asistir… pero otra vez nos íbamos a parecer a los eventos ya conocidos.

Fue así como llegué a la conclusión de que lo ideal sería llevarle el Premio a cada artista ganador hasta el lugar donde estuviera en ese momento: un escenario, su casa, una tienda de discos, un camerino…

¿Y quién se lo entregaría? Una persona del público, seleccionada al azar, entre los que votaran.

Ariana Azcárraga, una mujer con una visión excepcional de la Televisión, me aprobó la idea con emoción. 

Surgió en el verano del 2004 Orgullosamente Latino, El Premio del Público, donde los televidentes votaban a través de Internet desde cualquier lugar del planeta y varios de ellos eran seleccionados para entregarlo en las manos del artista ganador.

Faltaba la estatuilla, el trofeo que los artistas levantarían orgullosos de ser latinos y preferidos del público.

Llamé a mi buen amigo Carlos Aguilar, escultor mexicano que dedicó buena parte de su obra escultórica a la música, y enseguida se entusiasmó con la idea.

Creó una pieza de arte muy especial, dándole un valor agregado al reconocimiento anual de Ritmoson Latino: ahora los ganadores se llevarían a la casa, además, una obra de arte.

 

Izquierda: El escultor Carlos Aguilar, creador de la estatuilla. Derecha: David Bisbal, varias veces ganador de
Orgullosamente Latino, El Premio del Público

 

Desde Juan Gabriel, Vicente Fernández, Thalía, Gloria Trevi y David Bisbal, hasta Shakira, Chayanne, Enrique Iglesias, Gilberto Santa Rosa, entre otros, levantaron con orgullo el original Premio de Ritmoson Latino, entregado por las manos de sus propios admiradores que viajaban desde un país a otro para también cumplir el sueño de conocerlos.

Algunas de las imágenes inolvidables de las entregas de Orgullosamente Latino, El Premio del Público
Orgullosamente Latino, El Premio del Público (Wikipedia)

Esta entrada fue publicada en . Marcar el permalink.