bio-photo

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmail

Sin Equipo No Hay Productor Ni Programa

Conseguir un equipo de producción es un verdadero dilema para un Productor.

Del equipo depende en buena medida el resultado final de una producción para la Televisión.

Estoy convencido de que el talento de todos es el mejor talento, y que andamos divididos en dos bandos: quienes buscamos personas talentosas para incorporarlas a nuestro grupo de trabajo  y los talentosos que no encuentran cómo llegar a la Televisión para desarrollar sus propuestas.

La Televisión, el medio de comunicación de mayor alcance en el mundo, está llena de paradojas. Una de ellas es carecer de mecanismos para avisar que necesita personas creativas, cerrando las puertas a cientos de individuos con deseos de hacer cosas distintas, cuando en realidad la Televisión todos los días abre sus puertas esperando lo nuevo.

La Internet es una muestra de cuánta creatividad está en los hogares, en cualquier parte del mundo, y vive entre cuatro paredes sin oportunidad de desarrollarse más allá de la red. Encontramos propuestas y soluciones creativas sorprendentes, a veces con un simple celular, echando abajo nuestros millonarios recursos de efectos digitales y tiros de cámaras.

He conocido productores que reúnen en un mismo equipo personas dependientes de las ideas del productor, elementales ejecutores de órdenes, que no asimilan otra cosa que no sea hacer lo que se dijo que hay que hacer, sin aportar más allá de lo previsto en una reunión, en una escaleta o en un guión.

Este estilo de trabajo es limitado, y pienso que en el fondo esconde algunos temores de ser superado por alguien del propio equipo y por eso seleccionan personas a las que limitan, que simplemente trabajan como productivos obreros, y no como productores.

A veces esta forma de trabajo obedece al escaso talento del productor para seleccionar personal, y de manera inconsciente ofrece sus plazas sin una metodología para conocer las capacidades de sus contratados, o no tiene definido para qué necesita a cada persona.

Para reunir un equipo de producción exitoso, lo primero que sugiero es delinear adecuadamente cada puesto, describiendo de qué se encargará en la producción y desde ahí relacionar qué capacidades y virtudes requiere quien lo ocupe.

No hay mejor talento que el talento de contratar personas talentosas. Le selección del personal idóneo es la clave para armar un equipo donde las discusiones de las ideas se consiga de manera natural para que se desarrolle dialécticamente cualquier proyecto.

Un equipo de personas talentosas, estimuladas por un estilo de trabajo desde el productor, no asimila fácilmente una orden o una idea inicial, sino que somete todo al análisis, buscando siempre aportar más, explotar las aristas de los argumentos y llegar a un mejor resultado final, porque todos tienen interés en que algo de sus pensamientos quede en la producción final.

Pero no bastan las buenas intenciones. Cuando aspiramos a tener un buen equipo de trabajo, entramos en un nuevo conflicto: ¿dónde encontrar a esas personas, capacitadas o conocedoras de la Televisión, o entrenadas en la propuesta y discusión de las ideas?

En el mercado laboral de la Televisión esas personas disponibles no existen. No están.

Hay millones de creativos y con capacidades extraordinarias para imaginar desde cómo llegar al planeta Marte hasta cómo crear una nueva computadora capaz de realizar los sueños de los hombres.

Escasea el personal adecuado con de una visión que presente cada propuesta desde la perspectiva de la Televisión.

No nos quedan entonces más que tres opciones si queremos un buen equipo de producción: promover sin descanso que tenemos las puertas abiertas, entrevistar a decenas de personas para intentar conseguir a quienes más se parecen a nuestras necesidades creativas, y entrenar a quienes contratemos en el hábito de crear, discutir, proponer, aportar… producir.

La Televisión es una carrera sin universidades. Es una industria donde no basta con encontrar obreros entusiastas y entregados, puntuales y disciplinados.

Nuestra Televisión depende hoy más que nunca del equipo de producción, y los productores somos los responsables de traer hasta la televisión a todo aquél que pueda ser entrenado en el complejo oficio de crear para seguir produciendo programas entretenidos, aunque algunos se aburran a veces de tanto buscar.

Por Alexis Núñez Oliva
Twitter: Alexis_N_Oliva / Facebook: Alexis Núñez Oliva / Instagram: Alexisnunezoliva
© Todos los Derechos Reservados a favor del Autor

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmail
LO MÁS BUSCADO

DE TELEVISIÓN

Leer Más Sobre Televisión